ÁCIDO FOSFÓRICO EN LA MEDICINA » Usos y beneficios

El ácido fosfórico o ácido ortofosfórico, se trata de un oxácido débil que se puede encontrar en alimentos y bebidas, bien sea porque se incluyó de forma artificial o bien porque venía con el componente incluido de forma natural.

En nuestro organismo también podemos encontrar este componente químico. Este se encuentra en aniones mejor conocidos como iones de fosfato, específicamente está ubicado en tejidos blandos y líquidos corporales.

El ácido fosfórico se encuentra de forma natural en algunos alimentos tales como yema de huevos, leche, pollo, carne, pescados, nueces entre otros. En este sentido, su presentación en este tipo de alimentos se encuentra en niveles muy bajos, es decir, un 0.1 a un 0.5 %.

Conocido también por ácido ortofosfórico, es un elemento que se encuentra en forma líquida y transparente, carente de color y olor y con una condición espesa. Su número atómico es H3PO4. Es reconocido por pertenecer al grupo de los fosfatos.

¿Cómo se obtiene?

Este componente químico es considerado de vital importancia en la industria química, ya que su implementación contribuye con el desarrollo de muchos procesos y elaboración de diversos productos tanto de consumo como de uso.

El proceso de obtención del ácido fosfórico es relativamente sencillo. Se extrae de dos formas; a través de un procesamiento de rocas de fosfatos de calcio con el uso del ácido sulfúrico y a través de quemado de vapores de fosforo con el fin de obtener oxido que posteriormente será tratado con vapor de agua.

Es importante señalar que existen dos tipos de ácido ortofosfórico, los cuales son:

  • Hidratado: se denomina de esta forma debido a que en su estructura se muestran moléculas de agua. En este sentido, se pueden denominar bihidratados o monohidratados.
  • Anhídrido: se le conoce de esta forma ya que su presentación es de carácter sólido y en forma de filamentos, con una densidad superior al agua.

Usos en la medicina

La persistencia ante la evaporación, oxidación y reducción, hacen del ácido fosfórico un elemento fácil de manejar y amoldar a lo que se requiere.

En el área de la medicina podemos señalar que se emplea como:

  • Forma parte en preparaciones cuyo fin es la regulación de pH tanto para productos cosméticos como para el cuidado de la piel.
  • En el área odontológica se usa como pegamento para prótesis y ayudante al proceso de limpieza y blanqueamiento del esmalte dental.
  • En el campo farmacéutico se utiliza como componente para la fabricación de medicamentos de carácter antieméticos, esto con el fin de evitar las náuseas.

Es importante señalar que este componente químico está presente dentro de nuestro organismo ya que, forma parte esencial en la cadena de ARN y AND.

Este elemento se considera de vital importancia debido a que contribuye con la acumulación de energía celular, es un agente estimulante de las contracciones musculares y a su vez contribuye con el buen funcionamiento de los huesos en nuestro organismo.